Anticipándonos al Mercado

Buscando Soluciones Reales

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

Presentación de PowerPoint

La pérdida en el valor de sus portafolios  es el aspecto que más incomoda a los inversionistas individuales. Muchos de ellos están buscando permanentemente un sistema que gane “siempre” o “casi siempre” .

Este impulso los lleva a cambiar de estrategia cada vez que la suya deja de generar ganancias, y entonces, sin darse cuenta, cometen el error más común y destructivo de este tipo de inversionistas. Saltar de una estrategia a otra no evita las pérdidas, las potencializa.

Lo que sí resulta indispensable es contar con algún mecanismo de manejo del riesgo y esta herramienta puede y debe ser afinada y mejorada en el tiempo. Hay traders que utilizan el “stop Loss” para evitar pérdidas mayores y existen otras muchas maneras de manejar el riesgo.

Hay quienes emplean el  momentum absoluto,  el aumento del ‘cash” en ciertas condiciones, rebalanceos , el uso de componentes con baja correlación,  coberturas, entre muchas otras más opciones.

En realidad, las pérdidas, son parte del juego cuando invertimos en los mercados financieros. Lo importante es evitar las pérdidas catastróficas. Esas que destruyen nuestro capital o gran parte de él. Esas pérdidas que evitan que el “efecto compuesto” haga su trabajo.

Pero intentar adelantarse a lo que va a hacer el mercado no debería se parte de nuestra estrategia ni un objetivo de nuestro trading. Finalmente, nadie sabe como se comportará el mercado, una acción o un par de monedas en el corto plazo.

Peter Lynch decía que los inversionistas pierden más dinero anticipándose a las correcciones del mercado que durante las correcciones mismas.

Finalmente, permanecer en el mercado durante mucho tiempo, nos abrirá la posibilidad de lograr esas altas rentabilidades con las que siempre soñamos. Sólo de esa manera, las oportunidades llegarán y el interés compuesto hará el resto.

ETFs Temáticos: Nueva Ola

Una Manera de invertir en Sectores Disruptivos

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

La industria de los ETFs sigue creciendo de forma muy dinámica en todo el mundo. Los grandes productores de estos instrumentos como Black Rock y Vanguard están siendo acompañados por pequeñas pero muy creativas empresas que buscan sacar al mercado nuevos e innovadores ETFs.

Cathie Wood, la CEO y fundadora de Ark Investment, lanzó a su empresa en el 2014, hacia la nueva generación de estos instrumentos financieros, llamados ETFs Temáticos.

En poco tiempo, estos ETFs se popularizaron y lograron captar el interés de los inversionistas y con ello, literalmente Billones de Dólares. Paralelamente, otras empresa como Global X también comenzaron a desarrollar y distribuir en el mercado, este tipo de instrumentos financieros.

Estos ETFs Temáticos invierten en empresas que pertenecen a sectores muy innovadores y disruptivos como la robótica, automatización, carros eléctricos, redes sociales, biotecnología, comercio electrónico o vídeo juegos, por citar sólo algunos.

Todas estas son industrias que se encuentran en sus fases iniciales de desarrollo y vienen creciendo de manera muy dinámica. Son sectores cuya importancia seguramente irá aumentando en los siguientes años y probablemente serán los dominadores del mercado en los siguientes 10 y 15 años.

La disponibilidad de liquidez en los mercados como nunca antes, está permitiendo crecer aceleradamente a estas empresa, convirtiéndose en una atractiva alternativa de inversión para todos aquellos que estén buscando rentabilizar sus ahorros.

Entre Ark Invest y Global X , que son los dos proveedores más importantes de este tipo de productos financieros, ya lograron colocar en el mercado, alrededor de veinte  ETFs que invierten en este tipo de sectores.

ETFs Temáticos en el Perú

Recientemente, la Bolsa de Valores de Lima, ha nacionalizado diez de estos ETFs, lo que le permitirá al inversionista individual peruano, participar de este crecimiento, con un importante beneficio tributario adicional.

Durante el año 2020, la mayor parte de estos ETFs ha registrado rentabilidades muy importantes, atrayendo a un número cada vez mayor de inversionistas, tanto institucionales como individuales.

Así por ejemplo Global x Lithium ETF (LIT) obtuvo un rendimiento de 126%,; Global X Video Games & Sports ETF (HERO) un  89%, y Global X Social Media Index ETF (SOCL), un 78%, sólo por mencionar tres de ellos. Y esto, recién comienza.

Qué son los ETFs?

Cabe mencionar, que los ETFs son instrumentos financieros similares a los Fondos de Inversión, pero cuyo precio de compra y de venta se establece en la Bolsa de Valores, de la misma manera que el precio de una acción.

En consecuencia, cualquier inversionista podrá comprar o vender ETFs, en cualquier momento del día, conociendo exactamente el precio al cual se cotiza ese ETF en el momento de la transacción.

Los ETFs se han convertido en los instrumentos financieros preferidos por los inversionistas, ya que les permite, de una manera muy sencilla, diversificar sus portafolios y acceder a sectores que de otra manera hubiera sido prácticamente imposible.

Las Críticas, como no!

Hace unos dia, el Wall Street Journal (WSJ) publicó un artículo haciendo referencia a los ETFs Temáticos y a Cathie Wood, quien ha estado muy activa en los medios y las redes sociales promoviendo y defendiendo este tipo de instrumentos.

Desde mediados de febrero de este año, el mercado de acciones inició un período de corrección que afectó particularmente a los sectores tecnológicos y de manera especial a los considerados como Temáticos.

Era de esperar que instrumentos de inversión que habían generado rendimientos superiores al 100% en 2020, durante la pandemia, experimentaran una corrección en sus precios.

Cabe mencionar que las correcciones son procesos que ocurren de manera regular en los mercados financieros, más aún en sectores e instrumentos financieros que experimentan subidas significativas de precios.

La principal crítica del WSJ se centra en el hecho que la mayor parte de los ETFs Temáticos invierten en acciones de empresas relativamente pequeñas, muchas de las cuales se encuentran en su fase inicial de desarrollo y no generan ganancias.

Perspectivas

En general, los mercados financieros van formando los precios de las acciones no en función de los resultados actuales de la empresas si no tomando como referencia las perspectivas que de ellos tienen.

Los casos más conocidos y emblemáticos de esto son Amazon (AMZN), Netflix (NFLX) y Tesla (TSLA), aunque existen muchos más, principalmente vinculados al sector de tecnología.

Invertir en empresas y sectores en sus fases iniciales involucra ciertos riesgos adicionales. Por ello, hacerlo a través de ETFs puede ser muy razonable, ya que estos están constituidos por un número relativamente elevado de empresas, generando un nivel de protección.

También es cierto que estas acciones y ETFs van a experimentar mayor volatilidad que otro tipo de instrumentos financieros, justamente por invertir en sectores que se encuentran en sus fases de desarrollo inicial.

Sin embargo, los rendimientos potenciales a futuro, bien vale la pena el riesgo.

Es difícil pensar que las industrias de la robótica, la automatización, el comercio electrónico, las redes sociales, las energías alternativas o la biotecnología no tengan un gran potencial de crecimiento durante los próximos años y décadas.