Cuánto Capital Necesito para Retirarme?

Los Dos Números que Debemos Conocer

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

Alguna vez se ha preguntado cuánto dinero necesita acumular para vivir sin trabajar? Ese es uno de los temas que más inquieta a las personas que buscan su independencia financiera o su jubilación anticipada. Muchos de ellos se encuentran permanentemente calculando el capital que necesitan para vivir cómodamente de sus rentas.

En realidad, son tres preguntas las que están siempre presentes en esta situación. Cuánto dinero necesito juntar, cuánto puedo tomar de él mensualmente y qué rentabilidad se debe obtener por el saldo para que nunca se acabe?

El monto del dinero que debemos acumular, dependerá de la cantidad que necesitamos para vivir al ritmo que estamos buscando tener. Un mayor capital siempre nos generará más oportunidades para alcanzar nuestros objetivos financieros.

En la década de los años 90’s, muchos especialistas en manejo de fondos de jubilación, realizaron muchos estudios numéricos tratando de responder esas preguntas. Universidades de mucho prestigio en Estados Unidos tomaron este tema y lo analizaron desde multiples angulos distintos y condiciones diferentes del mercado.

Planificando mi futuro

Se analizó el comportamiento del mercado de Acciones y de Bonos durante 50 años para tratar de determinar la combinación entre estos dos tipos de instrumentos financieros, que permita extender al máximo, el plazo de la duración del capital, a pesar de los retiros mensuales que se harían y de los movimiento adversos del mercado.

Como resultado de estos estudios, se obtuvo dos números que resultan siendo referentes en la actualidad para cualquiera que desee retirarse y vivir de sus ahorros. Son los dos números más importantes que debemos considerar dentro de nuestro proceso hacia una verdadera independencia financiera.

1.- Qué parte de mi capital puedo gastar anualmente? La mayor parte de estos estudios revelan que la mejor manera para maximizar el tiempo que podrá durar un capital que comienza a destinarse al gasto, es disponiendo anualmente del 4% de dicho capital. En los años siguientes, este capital podrá ser ajustado por la inflación.

Si el capital está expresado en dólares, este monto debería ser ajustado por la inflación internacional o la inflación de Estados Unidos.

De acuerdo a esta metodología, si usted quiere disponer anualmente de US$ 10,000 necesitará contar con un capital, en ese momento, de US$ 250,000. Por lo tanto, un millón de dólares nos alcanzaría para poder disponer de US$ 40,000 anualmente.

En los años siguientes, esta persona podría ajustar este monto de retiro, por la inflación internacional o la de Estados Unidos. A través de esta metodología, se podrá mantener en el tiempo, el poder de compra del monto que decida disponer para vivir.

Dinero para retirarme

Es decir, que no vería un aumento en su gastos ni en su calidad de vida durante los años que le resten de vida.

2.- Cómo debo invertir mi capital para que mi capital dure el mayor tiempo posible? Este es el segundo aspecto crucial en el presente ejercicio. Resulta muy importante saber cómo invertir el capital del cual voy a vivir, para que dure para siempre.

Un crecimiento muy lento del capital, impactará disminuyendo el número de años de duración de mi capital. Es decir que invertir el capital en instrumentos financieros que generen rendimientos muy bajos, no nos va a permitir mantener el capital en el tiempo y por lo tanto, sufragar los gastos planificados.

La mayor parte de los estudios de corte temporal que se han realizado, principalmente en Estados Unidos, asumen que el capital puede invertirse en Acciones y en Bonos. Es decir que el dinero con el que se pretende vivir el resto del tiempo podría ser invertido en una combinación de acciones y bonos.

En que porcentaje? Tomando en cuenta las diferentes condiciones económicas y de los mercados de Acciones y Bonos, se requiere que un portafolio se invierta por lo menos en un 60% en acciones y 40% en Bonos para maximizar la duración del capital antes de que este se agote.

La mayor parte de los estudios académicos de la Universidades en Estados Unidos, muestran que portafolios con mayor participación de bonos, tienden a agotarse antes en el tiempo.

crecer mi dinero

Investigaciones recientes, muestran que la vigencia de tasas de interés tan bajas como las actuales, obligan a aumentar la participación de las acciones dentro de los portafolios, sustituyendo a una parte del lugar que deberían ocupar los Bonos. Cabe mencionar que en la actualidad, el rendimiento de muchos de los instrumentos de Renta Fija, no compensan ni siquiera el efecto de la inflación anual.

Cualquier persona que contemple la posibilidad de vivir en base a un capital que haya podido acumular durante probablemente mucho tiempo, debe tener en cuenta que sólo para mantener la capacidad de compra de dicho capital, necesitará duplicarlo cada 15 años. El efecto de la inflación es silencioso pero implacable. Es el factor de riesgo más importante que debe tomarse en cuenta.

Finalmente, es muy importante tomar en cuenta que el objetivo crecer tu capital, bajo estas condiciones es una necesidad y no una alternativa. Es mejor darse cuenta antes y no cuando sea muy tarde para revertir esa situación.

El Secreto de Grace Groner

Como Crecer tu Dinero desde Cero

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

Una de las principales ocupaciones de cualquier persona, debería ser buscar las mejores maneras de hacer crecer su dinero. Poco importa si tu objetivo es la independencia financiera, asegurarse una buena pensión de jubilación o construir un gran patrimonio. Inclusive los inversionistas que buscan obtener sólo ingresos o proteger su patrimonio, deberán destinar una parte de su capital hacia inversiones que generen crecimiento de su dinero.

No hay nada más destructivo para un patrimonio que no hacerlo crecer. La inflación es implacable y la pérdida del poder de compra de nuestro capital tendrá un efecto adverso sobre nuestra economía personal. En cinco años, tu capital alcanzará para comprar el 85% de lo que puede adquirir en la actualidad. En diez años, sólo podrás adquirir dos tercios de lo que puedes hoy y en quince años, únicamente la mitad.

Es decir, que si sólo buscas mantener tu actual nivel de gasto, requerirás duplicar tu capital actual en los siguientes 15 años.

Entre más pronto las personas se den cuenta de esta necesidad, mejor será para ellos. Tendrán más tiempo para aprender a invertir su capital y para comenzar a gozar de los beneficios de su crecimiento. Invertir es un «sabor aprendido», el cual requiere tiempo antes de encontrarle el gusto. Para crecer, hay que invertir en acciones y el riesgo vinculado a las acciones puede ser muy difícil de asimilar para el común de las personas.

Crecer mi dinero

La principal razón por la cual las personas no invierten, no es la falta de capital sino el miedo a perder. Todos conocemos a alguien cercano a nosotros que perdió su capital o mucha parte de él, jugando en la Bolsa. Salir de esa parálisis puede ser muy difícil y cuando se deciden a hacerlo, no saben por dónde comenzar.

Warren Buffett por ejemplo, recomienda a los novatos, invertir en índices, principalmente en aquellos vinculados al mercado de USA ya que estos índices han mostrado un comportamiento creciente de manera consistente en el largo plazo. El sugiere tomar posición en estos índices de manera periódica y sistemática, sin tomar en cuenta si el mercado está subiendo o bajando.

A la larga, el mercado tomará su camino hacia arriba y premiará nuestra paciencia y nuestra capacidad para comprar de manera sistemática. Jack Bogle, el fundador de Vanguard, uno de los gigantes en el mundo de las inversiones, pasó toda su vida promocionando los beneficios de la inversión indexada, especialmente en favor de los inversionistas individuales.

Hay sin embargo, muchas otras maneras de participar del mercado de manera exitosa. Todas ellas tienen una serie de aspectos en común y que terminan siendo las claves del éxito en la búsqueda del crecimiento de nuestro capital.

En general el mercado de acciones está lleno de historias de éxito. Personas que lograron ganar muchísimo dinero comprando y vendiendo acciones o invirtiendo en acciones de empresas que después de unos años se convirtieron en muy grandes y famosas. Por lo general, estas personas se volvieron famosas revelando su estrategia de inversión, la cual es por lo general muy complicada de entender para cualquier inversionista individual.

Pero también hay historias muy aleccionadoras de personas comunes, sin grandes conocimientos del mercado ni de finanzas.

Ese es el caso de Grace Groner, quien nació en el condado de Lake, una comunidad agrícola a cuarenta y cinco minutos al norte de Chicago. Ella quedó huérfana a los doce años luego que sus padres murieran en un accidente automovilístico.

Esta desgracia familiar la llevó a tener que vivir en un orfanato donde convivió con otras chicas de su edad y en su misma condición. Cuenta su historia, que George Anderson, un miembro prominente de la comunidad, le dió la posibilidad de estudiar en Lake Forest College.

Luego de terminar sus estudios, ella encontró trabajo como secretaria en los Laboratorios Abbott, donde trabajó por 43 años hasta que se jubiló. Grace Groner nunca se casó ni tuvo hijos. Nunca aprendió a manejar ni se compró un carro. Ella vivió en un departamento de un dormitorio con Ann Findley, una amiga de la infancia, hasta que heredó de un pariente lejano, una pequeña casa de también un dormitorio, en la cual vivió el resto de sus días.

Grace Groner

Quienes la conocieron, afirman que era una persona amable y siempre bien dispuesta para colaborar con su comunidad. Ella llevaba una vida frugal y compraba regularmente su ropa en tiendas de segunda mano. El pastor de la Iglesia recibió algunas donaciones de ella para ayudar a terceros, pero siempre de manera anónima. En sus últimos años, Grace Groner realizó diversos viajes, lo cual resultaba curioso para sus amigos y vecinos.

El 19 de enero del 2010 fallece Grace Groner y días después aparece un artículo en el New York Times haciendo una reseña de su vida. Fue una gran sorpresa para muchos de sus conocidos, enterarse por este diario, que ella era la titular de una cuenta de inversión con siete millones de dólares.

Cómo era posible que alguien sin capital, con el sueldo de secretaria, sin contactos en Wall Street y sin conocimientos en finanzas o inversiones hubiera podido acumular siete millones de dólares? Sin ella saberlo, el efecto compuesto había hecho un trabajo perfecto con ella.

El origen de esta fortuna se remonta a muchos años antes. Resulta que en 1935, ella compró tres acciones de Laboratorios Abbott por un monto de US$ 180, equivalente a unos US$ 3,000 de la actualidad. Ese año, Abbott hizo un aumento de capital, dando la oportunidad aus empleados que suscriban dicha emisión de acciones.

Grace Groner compró sus tres acciones y accionó el mecanismo que permite comprar más acciones con los dividendos que la empresa decida entregar a sus accionistas. Es decir que ella guardó sus acciones y re invirtió los dividendos que esas mismas acciones generaron. El resto del trabajo lo hizo el tiempo o mejor dicho, el efecto compuesto a través del tiempo.

Cuando ella murió, el valor de esas acciones en la bolsa, era en efecto de US$ 7 millones y los dividendos anuales que le correspondía era de un poco más de US$ 200,000 al año.

Si Grace Groner hubiera fallecido sólo cinco años después, el valor de su patrimonio sería superior a los US$ 14 millones y sus dividendos anuales de casi US$ 400,000 al año.

Abbott

La historia de Grace Groner nos deja algunas de las clave que debemos tomar en cuenta cuando decidimos invertir nuestro dinero.

La primera es que no es necesario comprar y vender las acciones (o los instrumentos en los que usted decida invertir) de manera recurrente y muy seguido para obtener altas tasas de rendimiento. Comprar buenas acciones de buenas empresas y esperar, genera grandes recompensas.

La segunda consideración importante es que el tiempo es una variable fundamental. Entre antes se comience a invertir y se haga razonablemente bien, más crecerá nuestro capital invertido y mayores probabilidades de éxito tendremos. Todos los procesos de crecimiento toman tiempo y mientras antes se entienda, mejor.

El tercer aspecto a considerar es la tasa anual de ganancia que nos fijemos como objetivo. Una tasa muy baja como la que nos ofrecen las cuentas de depósito en los bancos o el rendimiento de los bonos, no nos va a permitir un crecimiento significativo en un tiempo razonable.

En la realidad, las cuentas bancarias no son mecanismos de inversión, son sólo un lugar para mantener a buen recaudo nuestro dinero. Por su parte, los bonos sirven únicamente para generar una renta y bajar el riesgo de nuestro portafolio.

No es posible lograr una independencia financiera ni construir un patrimonio significativo, invirtiendo en bonos. Es muy importante entender la naturaleza de este tipo de instrumentos y su funcionalidad. Los gestores de Fondos, sólo utilizamos los bonos como mecanismos de manejo del riesgo, pero nunca como generadores de retornos en nuestros portafolios.

Por otro lado, la impaciencia por acortar el tiempo que tomará el crecimiento de nuestro dinero, origina en muchos inversionistas, la búsqueda de retornos excepcionalmente altos. Para ello, muchos inversionistas recurren a instrumentos financieros muy riesgosos o al apalancamiento de sus portafolios. En la actualidad es muy fácil encontrar plataformas de inversión que permiten acceder a apalancamientos de 5, 10, 50 y hasta 100 veces nuestra inversión.

Ese tipo de comportamientos son altamente destructivos del rendimiento de nuestros portafolios. Una pequeña pérdida, apalancada 10 ó 50 veces, puede literalmente destruir el capital invertido.

Crecimiento y Felicidad

Si tomamos en cuenta que Warren Buffett, uno de los mejores inversionistas del mundo, logró en sus inversiones, retornos del orden del 25% al año durante varias décadas, resulta poco probable darle credibilidad a rendimientos extraordinariamente altos como los que se ofrecen en muchos medios.

Por su parte, el Indice S&P-500 ha crecido casi 9% al año en los últimos 150 años. Podemos considerar entonces razonable implementar una estrategia de inversión que pueda rendir en un rango entre esos dos extremos. Si uno maneja un capital pequeño o mediano, podrá implementar estrategias activas o indexadas que permitan acceder a tasas de crecimiento promedio anuales superiores a las S&P-500 y menores a las alcanzadas por Warren Buffett.

Ese tipo de rendimiento es lo suficientemente bueno para alcanzar con el tiempo, un crecimiento significativo de nuestro capital.

Un cuarto aspecto a tomar en cuenta, se refiere al tamaño del capital con el que iniciemos nuestro proceso de inversión. Indudablemente que un mayor capital inicial, permitirá acceder a un capital final mucho más grande que si empezamos a invertir con muy poco dinero.

Sin embargo, la combinación del tiempo y la tasa anual de ganancia es capaz de convertir, cualquier capital, por muy chico que sea inicialmente, en un patrimonio lo significativamente grande como para alcanzar nuestros principales objetivos financieros. El ejemplo de Grace Groner es muy claro.

» El Crecimiento por si solo, contiene el germen de la felicidad»

Pearl S. Buck

BlackRock: Cinco ETFs Estratégicos

Los Factores Clave de los Rendimientos

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

Invertir estratégicamente en la Bolsa de valores es mucho más simple desde que aparecieron los ETFs. Grandes empresas como BlackRock, Vanguard, Morgan Stanley y muchas otras más pequeñas, han venido desarrollando miles de ETFs, facilitando a los inversionistas la conformación de robustos y diversificados portafolios.

Lo que comenzó como un mecanismo para facilitar la compra de índices a inversionistas pasivos a finales de los años 90s, se ha convertido en una fuente inagotable de recursos en favor de todos los interesados en participar de este lucrativo mercado, apoyándose en la versatilidad y facilidad que brindan los ETFs.

Como parte de este imparable desarrollo de los ETFs, cabe destacar que uno de los aspectos abordados por estas empresas, tiene que ver con los que se denomina la inversión a través de Factores.

Que son los Factores?

En términos generales, podemos llamar como factores a los drivers de los retornos del mercado, o cualquier cosa que explique o participe en la generación de retornos en las acciones o ETFs.

Especialmente a partir de la década de 1990, el profesor Eugenio Fama, (premio Nobel de economía en 2013) y diversos otros economistas han investigado tratando de encontrar los principales factores que expliquen el desempeño de los mercados, especialmente el de las acciones.

He encontrado diversos estudios que señalan que hay más de cien factores que han sido debidamente estudiados por académicos de muchas partes del mundo y por importantes fondos de inversión. Existe sin embargo, mucha evidencia académica y empírica que muestra que existen cinco factores que han conducido estos retornos superiores en el largo plazo: Valor, Tamaño, Baja Volatilidad, Calidad y Momentum.

BlackRock que es el gigante de esta industria, ha logrado producir cinco ETFs reproduciendo de manera muy eficaz estos cinco factores. La cinco estrategias con los mayores fundamentos empíricos y académicos han sido empaquetados en ETFs y puestos a disposición de cualquier inversionista a un costo significativamente bajo. Qué más podemos querer? A continuación, vamos a presentar las principales características de cada uno de estos ETFs y su mayores beneficios.

1.- Valor.- Probablemente esta sea la más conocida, famosa y popular estrategia de inversión en el mercado de acciones. Value Investment es la estrategia que ha utilizado por décadas Warren Buffett y que lo hizo famoso y uno de los hombres más ricos del mundo.

Esta forma de invertir fue desarrollada por Ben Graham a comienzos del siglo pasado y fue perfeccionada por Warren Buffett a tal extremo que se han escrito más de 2,000 artículos, papers y estudios,tratando de describir la manera como invierte este conocido personaje.

BlackRock ha desarrollado un ETF a partir de esta estrategia, lo han llamado iShares Edge MSCI USA Value Factor ETF y su símbolo es VLUE. Este ETF invierte en empresas de USA que están comprendidas en sectores diversificados y cuyo precio de mercado sea inferior a su valor intrínseco. BlackRock ha desarrollado sus propios criterios de selección de las 152 acciones que conforman este ETF.

En consecuencia, VLUE es un ETF diversificado que utiliza la estrategia valor para seleccionar a sus componentes. A continuación se presenta un conjunto de información de de este ETF obtenida directamente de la publicación especializada Seeking Alpha:

En el siguiente gráfico se puede apreciar el desenvolvimiento de este ETF en comparación con el índice S&P-500. La línea roja corresponde al S&P-500 y la línea azul al ETF VLUE. Entre finales del 2013 y finales de mayo del 2021, VLUE ha registrado un rendimiento de 10.8% anual con una volatilidad promedio del 16% durante este período.

2.- Tamaño.- El precio de las acciones de las empresas pequeñas tienden a moverse a mayor velocidad que el precio de las compañías más grandes. Ese es el principio que está detrás de de este ETF al que BlackRock ha llamado iShares Edge MSCI USA Size Factor ETF y su símbolo es SIZE.

SIZE es un ETF que invierte en empresas pequeñas cuyas acciones se negocian en la Bolsa de NY y cuyas características pueden ser las empresas en crecimiento o de valor. Actualmente, este ETF está conformado por acciones de 625 diferentes empresas.

A continuación se presenta un conjunto de información de de este ETF obtenida directamente de la publicación especializada Seeking Alpha:

En el siguiente gráfico se puede apreciar el desenvolvimiento de este ETF en comparación con el índice S&P-500. La línea roja corresponde al S&P-500 y la línea azul al ETF SIZE. Entre finales del 2013 y finales de mayo del 2021, SIZE ha registrado un rendimiento de 13.37% anual con una volatilidad de 15.22%.

3.- Baja Volatilidad.- Numerosos estudios académicos han mostrado que las acciones que registran menor volatilidad en sus precios, tienden a experimentar mayores retornos a largo plazo, en comparación con las acciones con mayor volatilidad. Este es el principio utilizado por BlackRock para desarrollar su ETF denominado iShares MSCI USA Min Vol ETF cuyo símbolo es USMV.

USMV es un ETF que invierte en empresas cuyas acciones se negocien en la Bolsa de Valores de NY, utilizando una metodología de selección que prioriza la volatilidad de cada una de ellas, con la finalidad de minimizar dicho factor dentro del portafolio. Actualmente, este ETF está conformado por 190 acciones de distintas empresas.

A continuación se presenta un conjunto de información de de este ETF obtenida directamente de la publicación especializada Seeking Alpha:

En el siguiente gráfico se puede apreciar el desenvolvimiento de este ETF en comparación con el índice S&P-500. La línea roja corresponde al S&P-500 y la línea azul al ETF USMV. Entre finales del 2013 y finales de mayo del 2021, el rendimiento de USMV ha sido de 13.45% al año, con una volatilidad de apenas 10.58%

4.- Calidad.- Las acciones de las empresas con mejores fundamentos suelen tener mejores retornos que aquellas que prometen grandes resultados en un futuro. Las principales características de estas empresas son: altos retornos sobre el patrimonio y sobre activos; elevados márgenes brutos y operativos; estabilidad en la generación de utilidades, crecimiento dinámico y poco o nada de deuda.

Muchas de estas empresas son líderes en sus industrias, con gerencias sobresalientes y con una gran capacidad de generar muy altos flujos de caja. Estos son algunos de los criterios utilizados por BlackRock para desarrollar su ETF denominado iShares MSCI USA Quality ETF cuyo símbolo es QUAL.

QUAL es un ETF que invierte en empresas cuyas acciones se negocien en la Bolsa de Valores de NY, utilizando una metodología de selección que prioriza la calidad de sus indicadores financieros y operativos de cada una de ellas. Actualmente, este ETF está conformado por 128 acciones de distintas empresas.

A continuación se presenta un conjunto de información de de este ETF obtenida directamente de la publicación especializada Seeking Alpha:

En el siguiente gráfico se puede apreciar el desenvolvimiento de este ETF en comparación con el índice S&P-500. La línea roja corresponde al S&P-500 y la línea azul al ETF QUAL. Entre finales del 2013 y mayo del 2021, QUAL ha registrado un retorno de 13.68% anual con una volatilidad de 13.79%

5.- Momentum.- Este es uno de los más importantes factores. En 1993, un estudio realizado por los profesores Jegadeesh y Titman (J&T) mostró el enorme potencial de resultados que podían generar las acciones bajo este impulso. Muchos trabajos académicos posteriores confirmaron y ampliaron los resultados encontrados por J&T.

El principio detrás de Momentum es que las acciones que durante un período determinado (seis meses por ejemplo) viene experimentando retornos excepcionales, continuarán mostrando este tipo de resultados durante los siguientes seis meses. Del mismo modo, las acciones que experimenten resultados pobres en dicho período, continuarán experimentando bajos resultados durante los siguientes seis meses.

Este es el criterio utilizado por BlackRock para desarrollar su ETF denominado iShares MSCI USA Momentum ETF cuyo símbolo es MTUM.

MTUM es un ETF que invierte en empresas cuyas acciones se negocien en la Bolsa de Valores de NY, utilizando una metodología de selección que prioriza el desempeño de cada una de ellas en uno o varios períodos diferentes. Actualmente, este ETF está conformado por 128 acciones de distintas empresas.

A continuación se presenta un conjunto de información de de este ETF obtenida directamente de la publicación especializada Seeking Alpha:

En el siguiente gráfico se puede apreciar el desenvolvimiento de este ETF en comparación con el Indice S&P-500. La línea roja corresponde al S&P-500 y la línea azul al ETF MTUM. Entre finales del 2013 y mayo del 2021, MTUM ha registrado un rendimiento de 16.46% anual, con una volatilidad de 14.07%.

Nuestra Versión FAANG

Adaptándose a las diferentes Condiciones del Mercado

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

No cabe dudas que Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google son empresas muy conocidas, exitosas y líderes en sus propias industrias. Estas compañías no sólo han mostrado ser disruptivas en la vida cotidiana de los consumidores. También han logrado desarrollar, en medio de esta ventaja competitiva, un modelo de negocio súper exitoso.

Todas ellas, crecen aceleradamente, ampliando su oferta y expandiendo su mercado. Adicionalmente, ganan mucho dinero y cuentan con enormes cantidades de liquidez, lo que les permite contratar mucho talento y desarrollar planes de inversión de manera impresionantemente rápida.

A pesar del tamaño y valorización bursátil al que han llegado, todas estas compañías mantienen un gran potencial de crecimiento para los próximos años y décadas.

Por esta razón, sus acciones se han convertido en muy populares, tanto entre los inversionistas institucionales como individuales. Miles de personas que decidieron poner parte de su dinero en estas acciones, experimentaron crecimientos importantes. Por ser empresas en crecimiento y parte de un sector como el tecnológico, estas acciones tienen, aún en la actualidad, un nivel de volatilidad muy alto.

Esta es una característica en este tipo de acciones y ello dificulta mantenerlas en los portafolios, principalmente en las carteras de los inversionistas individuales. Desde el 2013, la acción de Netflix ha tenido una volatilidad promedio de casi 47%, siendo la de mayor riesgo en este grupo. Inclusive Google, que es la que ha mostrado la menor volatilidad, registro 22% durante este mismo período. La volatilidad combinada entre estas cinco acciones fue de casi 26%, nivel bastante alto para cualquier inversionista.

En parte debido a esto, los Fondos de Inversión y los desarrolladores de estrategias, han buscado diversas maneras de beneficiarse del enorme potencial de estas empresas, pero a través de caminos que permitan mitigar el riesgo implícito de ellas.

Es muy común en la actualidad, encontrar métodos de inversión con estas acciones. Si usted escribe FAANG en el buscador de Google, encontrará 2.2 millones de resultados en apenas 0.58 segundos. Sí, esa es la tremenda popularidad de este término actualmente y bien ganado que lo tiene.

En Quantex Capital desarrollamos nuestra propia versión de FAANG, utilizando nuestra metodología Adaptive Asset Allocation (AAA). Este modelo busca preservar los altos retornos que estas acciones vienen generando, pero a la vez, modular su riesgo, haciéndolas más accesibles a los inversionistas.

Para que nuestra metodología AAA funcione mejor, es importante contar con componentes del modelo que tengan una baja correlación entre ellos, o entre algunos de ellos. Por esta razón, hemos incluido a TMF, dentro del portafolio. Es importante destacar que AAA es una estrategia que se basa en la combinación de dos factores: Momentum y Baja Volatilidad. El portafolio va a estar invertido en los componentes que muestren un mayor «momemtum» y que de manera combinada, generen la menor volatilidad posible.

El Portafolio va a estar formado por FB, AAPL, AMZN, NFLX, GOOGL y TMF. La participación de cada uno de ellos va a variar mensualmente, pudiendo no participar del portafolio durante algunos períodos.

Durante el período en vigencia de este modelo, el crecimiento anual registrado ha sido de 37.44% comparado con el 15.98% del Indice S&P-500. El Ratio Sharpe del portafolio ha sido de 1,71 y su correlación con el mercado de a penas 0.39.

Este alto desempeño hubiera permitido transformar US$ 10,000 de inversión en más de US$ 141,500.

Otro aspecto destacable de este modelo es que ha experimentado un mayor resultado que el Indice de referencia (S&P-500), durante cada uno de los nueve años en los que ha estado vigente.

Las métricas del portafolio lo presentan como muy consistente y robusto en el tiempo. Tanto los indicadores de retorno como los de riesgo son consistentes con un modelo muy sólido.

Independencia Financiera en Cuatro Pasos

La Ruta Critica

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

Mi padre que era un genio, o por lo menos , lo era para mí, siempre me decía que retirarse joven o alcanzar la Independencia Financiera (IF) eran objetivos  factibles de lograr. Mucho más, por ejemplo, que volverse millonario.

De acuerdo a Wikipedia, “La independencia financiera es el estado de tener ingresos suficientes para pagar los gastos de subsistencia por el resto de la vida sin tener que estar empleado o depender de otros. Los ingresos obtenidos sin tener que trabajar se denominan comúnmente ingresos pasivos. “

Más allá de esta definición, la mayor parte de las personas considera que la IF debe asegurarles más que sólo el financiamiento de nuestros gastos de subsistencia,.

Por ello, en la actualidad, mucha gente está dispuesta a trabajar muy duro, ahorrar buena parte de sus ingresos, poner su dinero a crecer  en algún mecanismo de inversión y construir un patrimonio que le permita vivir cómodamente sin depender  de terceros.

Alcanzar la IF, implica reducir nuestros gastos todo lo que podamos, dentro de lo que resulta razonable, para aumentar nuestra capacidad de inversión.

Es la inversión la que en el tiempo va a permitir que nuestro patriminio crezca lo suficiente como para generar los ingresos que necesitamos para vivir al nivel que estamos buscando..

Sin embargo, hay diversos pasos que debemos tomar en cuenta para poder alcanzar el objetivo de la IF. Desde mi punto de vista, este es un proceso de cuatro etapas, no necesariamente consecutivas.

1.- Protección.- Construir un patrimonio importante y alcanzar ingresos mensuales mayores toma un tiempo, inexorablemente. En general todos los procesos de crecimiento toman tiempo.

En cambio, los eventos negativos y las malas noticias suelen ocurrir muy rápidamente. Un accidente, la aparición de una enfermedad, la pérdida del trabajo o la muerte de un familiar, son eventos que pueden suceder de un momento a otro.

Aún cuando no podremos “cubrir todas las bases”, resulta fundamental protegernos de algunos de este tipo de riesgos . Entre estos, los dos más importantes son los reisgos de vida y salud.

  1. Vida.- En la actualidad, el ingreso familiar depende generalmente del aporte de los dos miembros de la pareja.  En consecuencia, el nivel de gasto familiar y su capacidad de ahorro y de inversión depende de lo que ambos, de manera conjunta, puedan generar.

Por lo tanto, el fallecimiento de alguno de ellos podría tener un impacto muy importante en la economía familiar y alterar, de manera definitiva los planes de alcanzar  la IF.

Por ello, resulta razonable cubrir dicho riesgo con una póliza de seguro de vida. Una ventaja evidente para las personas jóvenes, es que el valor de contratación de este tipo de pólizas es más bajo conforme sean menores quienes las contratan. Asimismo, una vez tomada una de estos seguros, su costo no se incrementará en el tiempo, conforme aumente la edad que tiene quien la contrate.

Este es un incentivo muy importante para adquirir una póliza de vida siendo una persona muy joven.

1.2.- Salud.- Un accidente o el diagnóstico de una enfermedad importante, constituyen riesgos reales  frente a nuestro objetivo de independizarnos financieramente. Los tratamientos médicos son cada día más costosos en todas partes del mundo.

Paralelamente  al desarrollo de nuevos procedimientos para enfrentar enfermedades complicadas, los costos para sobrellevarlas han aumentado de manera significativa. En estas condiciones, contar con una adecuada póliza de Salud resulta siendo muy razonable.

Cubrir los gastos médicos con tus propios recursos, puede arruinar la economía de cualquier persona o grupo familiar y destruir sus planes de alcanzar la IF.

Actualmente, existen múltiples planes de salud que pueden proteger razonablemente bien de este riesgo.

2.- Deudas.- No existe mayor enemigo de la IF que las deudas. Para comenzar a construir un patrimonio sólido, primero hay que acabar con las deudas.

Las tarjetas de crédito y los créditos de consumo, son nuestros  principales adversarios. Estos mecanismos nos permite fácilmente acceder a cosas y experiencias que todos quisieramos obtener: Viajes a playas maravilloasa, Paris, Nueva York o la muralla china están ahora muy cerca.

El carro deportivo que siempre quisimos, el último modelo del celular, y en general, cualquier cosa que se aparezca frente a nosotros y que alguien mñas lo tenga o siempre quisimos poseer, están al alcance a través de algún mecanismo de deuda.

Robert T. Kiyosaki llama a la deuda personal como  la trampa de ratas en su famoso libro Padre Rico, Padre Pobre y explica con mucho detalle la manera como las deudas invaden y destruyen nuestra estructura financiera y evitan nuestro progreso económico.

Probablemente, la única deuda que sería aceptable, es la que tomamos para comprar nuestra casa. Pero aún en este caso, hay que tener presente que debemos tratar de terminar con ella lo antes posible.

Cualquier deuda hipotecaria, mayor a ocho años, originará un pago excesivo  por concepto de intereses. En ese caso, podría ser razonable tomar un crédito hipotecario a largo plazo (20 o 25 años) con la finalidad de contar con cuotas de pago bajas, pero con la posibilidad de efectuar prepagos, en cualquier momento, sin penalidad alguna.

En lo que se refiere a las tarjetas de crédito y los créditos de consumo, lo recomendable es cancelarlos lo antes possible. Es muy comun ver tasas de interés superiores al 50% al año en cualquiera de estas modalidades.

El pago de este tipo de deudas, distraerá enormes montos anuales de nuestros ingresos, los que podríamos estar utiliando en favor nuestro, invirtiéndolos adecuadamente.

3.- Fondo de Emergencia.-  Siempre existe la probabilidad de requerir dinero para cubrir un gasto extraordinario o enfrentar un período de desempleo. Para ello, es fundamental contar un un fondo de emergencia que evite tener que disponer del  dinero invertido.

No olvidemos que las inversiones están sujetas al mercado y por lo tanto, pueden encontrarse en pérdida cuando necesitemos estos recursos.

Generalmente se recomienda que el monto de este fondo sea equivalente entre tres y seis meses de los ingresos Corrientes.

4.- Invertir.- Este es el paso fundamental para lograr la IF. Cuando llegamos a este punto, inmediatamente nos saltan diversas preguntas:. Cuánto debo invertir? Cómo debo hacerlo? En qué tengo que invertir? Por cuánto tiempo?

Responder adecuadamente estas preguntas será fundamental en la búsqueda de nuesto objetivo.

En su libro Everyday Millionaires, Chris Hogan nos revela que en Estados Unidos, un tercio de los millonarios, nunca tuvo un ingreso familiar anual de seis cifras y que un millonario promedio, se demora 28 años en alcanzar su primer millón de dólares.

Estas cifras revelan dos aspectos cruciales cuando se decide emprender un plan financiero: el primero es que no se requiere de ingresos muy altos necesariamente para alcanzar la IF. El Segundo es que alcanzar este objetivo tomará tiempo, indudablemente.

Cuánto invertir? La respuesta corta es: Lo máximo que puedas. Dicho esto, cabe mencionar que diversos estudios señalan que para alcanzar la IF en un número de años razonable se deberá invertir no menos del 20% de los ingresos brutos.

Como para muchas personas les resulta muy alto este porcentaje inicial, se recomienda comenzar invirtiendo el 10% de sus ingresos brutos con el propósito de aumentar esta proporción de manera paulatina.

Cómo invertir? La manera más fácil de hacerlo es separando el 20% de los ingresos brutos en cada oportunidad que se reciba. En consecuencia, lo que estaremos hacienda es priorizar la inversión sobre el gasto.

En otras palabras, sólo se gastará el monto resultante de nuestros ingresos, menos el 20% de ellos que los destinamos a la inversión.

Empíricamente se ha mostrado que es muy difícil gastar primero, suponiendo que  que  se invertirá el saldo posteriormente.

En qué invertir? Como el objetivo es crecer nuestro patrimonio,  la inversión requerida debería concentrarse en lo que se denomina Renta Variable.

La Renta Variable está conformada principalmente por acciones de empresas. Históricamente, este es el tipo de inversión que ha generado los mayores retornos para quienes han tenido la disciplina y paciencia de invertir en ellos.

Las típicas inversiones de renta fija como bonos, depósitos a plazo o Fondos de inversión de renta fija, no son los instrumentos que nos van a servir para alcanzar la IF.

Hay diversas maneras de invertir en Renta Variable, pero son tres las más importantes y conocidas: Directamente en acciones de empresas, en Fondos de Inversión que participen de este mercado o en Fondos de Inversión cotizados, llamados ETFs.

Actualmente existe una oferta muy grande de estos productos y mucha información disponible  que permite la conformación de un portafolio acorde con nuestros objetivos. Para este propósito, es muy importante contar con un asesor o especialista en este tipo de inversiones, de modo que nos ayude en la construcción de nuestro portafolio.

Es fundamental que una vez conformado el portafolio, este sea “alimentado” con los nuevos aportes que mensualmente se decida invertir. Esos aportes, junto con los rendimientos que el portafolio irá generando en el tiempo, generará el crecimiento que se requiere para lograr la IF.

Vanguard, uno de los gigantes en el mundo de las inversiones , sostiene que hay cuatro principios para el éxito de las inversiones:

+Metas.- Crear objetivos de inversión claros y apropiados.

+Equilibrio.- Desarrollar una asignación de activos adecuada, utilizando fondos ampliamente diversificados.

+Costos.– Minimizar los costos.

+Disciplina.- Mantener la perspectiva y la disciplina a Largo Plazo.

Finalmente, creo que es muy importante mencionar que para alcanzar la IF, las inversiones deberán generar retornos altos, por lo menos mayores que los que obtendría por depósitos a plazo y en instrumentos de Renta Fija.

Sin embargo, el equilibrio es muy importante. No hay ninguna razón que justifique asumir riesgos muy altos. No es necesario. Si usted construye una portafolio diversificado, con acciones Fondos y ETFs, los retornos necesarios llegarán con el tiempo.

Anticipándonos al Mercado

Buscando Soluciones Reales

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

Presentación de PowerPoint

La pérdida en el valor de sus portafolios  es el aspecto que más incomoda a los inversionistas individuales. Muchos de ellos están buscando permanentemente un sistema que gane “siempre” o “casi siempre” .

Este impulso los lleva a cambiar de estrategia cada vez que la suya deja de generar ganancias, y entonces, sin darse cuenta, cometen el error más común y destructivo de este tipo de inversionistas. Saltar de una estrategia a otra no evita las pérdidas, las potencializa.

Lo que sí resulta indispensable es contar con algún mecanismo de manejo del riesgo y esta herramienta puede y debe ser afinada y mejorada en el tiempo. Hay traders que utilizan el “stop Loss” para evitar pérdidas mayores y existen otras muchas maneras de manejar el riesgo.

Hay quienes emplean el  momentum absoluto,  el aumento del ‘cash” en ciertas condiciones, rebalanceos , el uso de componentes con baja correlación,  coberturas, entre muchas otras más opciones.

En realidad, las pérdidas, son parte del juego cuando invertimos en los mercados financieros. Lo importante es evitar las pérdidas catastróficas. Esas que destruyen nuestro capital o gran parte de él. Esas pérdidas que evitan que el “efecto compuesto” haga su trabajo.

Pero intentar adelantarse a lo que va a hacer el mercado no debería se parte de nuestra estrategia ni un objetivo de nuestro trading. Finalmente, nadie sabe como se comportará el mercado, una acción o un par de monedas en el corto plazo.

Peter Lynch decía que los inversionistas pierden más dinero anticipándose a las correcciones del mercado que durante las correcciones mismas.

Finalmente, permanecer en el mercado durante mucho tiempo, nos abrirá la posibilidad de lograr esas altas rentabilidades con las que siempre soñamos. Sólo de esa manera, las oportunidades llegarán y el interés compuesto hará el resto.

ETFs Temáticos: Nueva Ola

Una Manera de invertir en Sectores Disruptivos

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

La industria de los ETFs sigue creciendo de forma muy dinámica en todo el mundo. Los grandes productores de estos instrumentos como Black Rock y Vanguard están siendo acompañados por pequeñas pero muy creativas empresas que buscan sacar al mercado nuevos e innovadores ETFs.

Cathie Wood, la CEO y fundadora de Ark Investment, lanzó a su empresa en el 2014, hacia la nueva generación de estos instrumentos financieros, llamados ETFs Temáticos.

En poco tiempo, estos ETFs se popularizaron y lograron captar el interés de los inversionistas y con ello, literalmente Billones de Dólares. Paralelamente, otras empresa como Global X también comenzaron a desarrollar y distribuir en el mercado, este tipo de instrumentos financieros.

Estos ETFs Temáticos invierten en empresas que pertenecen a sectores muy innovadores y disruptivos como la robótica, automatización, carros eléctricos, redes sociales, biotecnología, comercio electrónico o vídeo juegos, por citar sólo algunos.

Todas estas son industrias que se encuentran en sus fases iniciales de desarrollo y vienen creciendo de manera muy dinámica. Son sectores cuya importancia seguramente irá aumentando en los siguientes años y probablemente serán los dominadores del mercado en los siguientes 10 y 15 años.

La disponibilidad de liquidez en los mercados como nunca antes, está permitiendo crecer aceleradamente a estas empresa, convirtiéndose en una atractiva alternativa de inversión para todos aquellos que estén buscando rentabilizar sus ahorros.

Entre Ark Invest y Global X , que son los dos proveedores más importantes de este tipo de productos financieros, ya lograron colocar en el mercado, alrededor de veinte  ETFs que invierten en este tipo de sectores.

ETFs Temáticos en el Perú

Recientemente, la Bolsa de Valores de Lima, ha nacionalizado diez de estos ETFs, lo que le permitirá al inversionista individual peruano, participar de este crecimiento, con un importante beneficio tributario adicional.

Durante el año 2020, la mayor parte de estos ETFs ha registrado rentabilidades muy importantes, atrayendo a un número cada vez mayor de inversionistas, tanto institucionales como individuales.

Así por ejemplo Global x Lithium ETF (LIT) obtuvo un rendimiento de 126%,; Global X Video Games & Sports ETF (HERO) un  89%, y Global X Social Media Index ETF (SOCL), un 78%, sólo por mencionar tres de ellos. Y esto, recién comienza.

Qué son los ETFs?

Cabe mencionar, que los ETFs son instrumentos financieros similares a los Fondos de Inversión, pero cuyo precio de compra y de venta se establece en la Bolsa de Valores, de la misma manera que el precio de una acción.

En consecuencia, cualquier inversionista podrá comprar o vender ETFs, en cualquier momento del día, conociendo exactamente el precio al cual se cotiza ese ETF en el momento de la transacción.

Los ETFs se han convertido en los instrumentos financieros preferidos por los inversionistas, ya que les permite, de una manera muy sencilla, diversificar sus portafolios y acceder a sectores que de otra manera hubiera sido prácticamente imposible.

Las Críticas, como no!

Hace unos dia, el Wall Street Journal (WSJ) publicó un artículo haciendo referencia a los ETFs Temáticos y a Cathie Wood, quien ha estado muy activa en los medios y las redes sociales promoviendo y defendiendo este tipo de instrumentos.

Desde mediados de febrero de este año, el mercado de acciones inició un período de corrección que afectó particularmente a los sectores tecnológicos y de manera especial a los considerados como Temáticos.

Era de esperar que instrumentos de inversión que habían generado rendimientos superiores al 100% en 2020, durante la pandemia, experimentaran una corrección en sus precios.

Cabe mencionar que las correcciones son procesos que ocurren de manera regular en los mercados financieros, más aún en sectores e instrumentos financieros que experimentan subidas significativas de precios.

La principal crítica del WSJ se centra en el hecho que la mayor parte de los ETFs Temáticos invierten en acciones de empresas relativamente pequeñas, muchas de las cuales se encuentran en su fase inicial de desarrollo y no generan ganancias.

Perspectivas

En general, los mercados financieros van formando los precios de las acciones no en función de los resultados actuales de la empresas si no tomando como referencia las perspectivas que de ellos tienen.

Los casos más conocidos y emblemáticos de esto son Amazon (AMZN), Netflix (NFLX) y Tesla (TSLA), aunque existen muchos más, principalmente vinculados al sector de tecnología.

Invertir en empresas y sectores en sus fases iniciales involucra ciertos riesgos adicionales. Por ello, hacerlo a través de ETFs puede ser muy razonable, ya que estos están constituidos por un número relativamente elevado de empresas, generando un nivel de protección.

También es cierto que estas acciones y ETFs van a experimentar mayor volatilidad que otro tipo de instrumentos financieros, justamente por invertir en sectores que se encuentran en sus fases de desarrollo inicial.

Sin embargo, los rendimientos potenciales a futuro, bien vale la pena el riesgo.

Es difícil pensar que las industrias de la robótica, la automatización, el comercio electrónico, las redes sociales, las energías alternativas o la biotecnología no tengan un gran potencial de crecimiento durante los próximos años y décadas.

Adaptive Asset Allocation

Una Estrategia para cada tipo de Inversionista

Por: Gonzalo Loayza Devescovi

La inversión en acciones y ETFs se ha vuelto muy popular entre las personas naturales. Después de todo, la historia muestra que es en este mercado donde se generan los mayores rendimientos. Ni las monedas, ni las materias primas ni menos los bonos, han sido capaces de producir tantas ganancias y por períodos tan largos como las acciones.

La primera pregunta que se hacen los inversionistas es: Cómo puedo obtener altos rendimientos por mis inversiones en acciones? e inmediatamente viene la segunda: Cómo puedo evitar quebrar en el camino?

A largo plazo, los mercados de acciones han mostrado una muy sólida tendencia creciente, pero a corto y mediano plazos, este mismo mercado ha experimentado caídas muy pronunciadas. Sólo el año pasado, durante pandemia, en dos semanas entre febrero y marzo, la Bolsa de NY perdió el rendimiento generado en los dos años previos.

Estas circunstancias son muy difíciles de manejar para los inversionistas, quienes generalmente se ven invadidos por el pánico bajo estas circunstancias y deciden vender sus posiciones con grandes pérdidas.

Con la finalidad de controlar estas pérdidas, en los últimos años, los Fondos de Inversión y los Inversionistas profesionales han venido diseñando modelos que contemplen una estrategia de inversión junto con un sistema de manejo del riesgo.

Eso es justamente lo que hacemos en Quantex y para ello, utilizamos una metodología que se llama Adaptive Asset Allocation (AAA).

Cómo Funciona AAA

Los portafolios construidos en base a este sistema, combinan dos Factores en un algoritmo: Momentum y Varianza Mínima. Esta metodología busca optimizar los rendimientos esperados, ajustados por el riesgo.

Momentum es el factor que históricamente ha reportado los mayores rendimientos en las inversiones en acciones. Por ello, la selección de los componentes de un portafolio estarán determinados, inicialmente por este factor.

Sin embargo, para mantener el riesgo del modelo bajo control, AAA establece la participación de cada uno de los componentes del Portafolio, en función a la Varianza Mínima esperada.

De esta manera, el portafolio de los inversionistas se irá adecuando progresivamente, aumentando la participación de los componentes que muestren menores niveles de riesgo y disminuyendo la participación de los que experimenten mayor volatilidad.

El modelo AAA tiene una perspectiva atractiva para los inversionistas tácticos. Permite construir un portafolio ágil que genera unos rendimientos ajustados por el riesgo, superior a los índices de referencia.

Un Poco de Historia

Kevin Coppola, un Ex ejecutivo de Accenture y quien pasó veintiun años en dicha corporacion trabajando en soluciones tecnológicas, decidió constituir en 1997 Compass Investors, con la finalidad de desarrollar estrategias de inversión con acciones y ETFs.

En Compass Investors desarrollaron una estrategia de inversión objetiva que denominaron Adaptive Asset Allocation. A partir del 2004, comercializaron esta estrategia con el nombre de Horizon, principalmente como un plan de jubilación. Horizon ha mostrado un rendimiento sobresaliente desde entonces:

En 2012, Macquarie Private Wealth publicó un artículo titulado Asignación adaptativa de activos: un manual básico utilizando datos hasta el 8 de mayo de 2012. Este artículo describió algunas posibles implementaciones de la metodología. David Varadi discutió posteriormente la solidez de este algoritmo en su blog, CSSA: New Concepts in Quantitative Research .

En agosto de 2012, Michael Kapler publicó su propia implementación de Adaptive Asset Allocation en el Systematic Investor Blog . Kapler utilizó el lenguaje de programación R para implementar una versión del algoritmo AAA que utilizaba ETF de 10 clases de activos y se reequilibraba mensualmente.

En los últimos años, Adam Butler y sus socios en Resolve Asset Management (RAM) han venido estudiando y desarrollando estrategias de inversión en base a AAA. El 2013 escribieron un paper muy importante llamado Adaptive Asset Allocation: A Primer y posteriormente un libro denominado Adaptive Asset Allocation: Dynamic Global Portfolios to Profit in Good Times – And Bad.

Los resultados obtenidos por RAM también han sido muy impresionantes:

La Versión Quantex Capital

En Quantex Capital hemos venido investigando en base a los estudios antes mencionados y hemos desarrollado nuestra propia versión de AAA, muy similar a la de Kapler y a la de Adam Butler.

El rol de la correlación entre los componentes del portafolio, es uno de los aspectos fundamentales de los portafolios en Quantex Capital. Hay abundante información empírica que muestra que la correlación entre los diferente tipos de activos, tiende a ser muy similar durante periodos de corrección del mercado.

En la crisis financiera del 2008 por ejemplo, la mayor parte de acciones en el mundo experimentaron una caída muy importante. Pero simultáneamente, los precios de los bonos, el oro, la plata, el cobre y la mayor parte de las materias primas, también registraron disminuciones muy significativas.

En consecuencia, si bien es cierto que un modelo AAA siempre va a tener la tendencia de amortiguar estas caídas, ya que estará buscando la combinación que genere menor Varianza, el éxito de este objetivo dependerá fundamentalmente de la dirección que tome cada uno de los componentes del portafolio en estas situaciones extremas.

A continuación, se presentan los resultados de Quantex Efficient, que es el portafolio base de la empresa, desde 2016, año en el que inició sus operaciones:

Que Hacemos?

Desarrollando Nuevas Estrategias

Por: Gonzalo Loayza Devéscovi

En Quantex, desarrollamos y distribuimos estrategias de inversión en Acciones y ETFs con la finalidad de entregar a nuestros clientes, portafolios que les permitan alcanzar sus metas financieras.

Durante los últimos doce años hemos venido investigando, construyendo y perfeccionando nuestro modelo de inversión tratando de responder a los requerimientos de los inversionistas.

No cabe dudas que el mercado bursátil genera grandes oportunidades para quienes participan de él. La economía mundial ha venido creciendo en los últimos 25 años como nunca antes. La pobreza se ha venido reduciendo a un ritmo de 50 millones de personas por año en el mundo durante ese período.

La demanda por alimentos, ropa, medicinas, productos básicos y especialmente por tecnología viene creciendo a un ritmo nunca antes visto. Las empresas encuentran hoy mercados atractivos tanto en países desarrollados como en proceso de desarrollo.

En consecuencia, las compañías venden más, ganan más y sus acciones encuentran los fundamentos para seguir subiendo de precio. Si a esta situación se añade el entorno de bajas tasas de interés, podremos concluir que el mercado de acciones es el lugar donde se viene destinando la mayor parte de excedentes de las personas.

Dos Factores a Tomar en Cuenta

1.- Tasas de Interés.- Cada vez más, los inversionistas toman mayor conciencia que estamos viviendo un momento en que estructuralmente enfrentamos bajas y muy bajas tasas de interés. No estamos enfrentando una circunstancia momentánea sino que viviremos por mucho tiempo con tipos de interés muy cercanos al cero por ciento.

2.- Empresas K.- La pandemia del Covid-19 y el avance de la tecnología, está llevando al mundo empresarial a la división de las compañías en dos grupos: Las ganadores y las perdedoras. La diferencia con épocas anteriores, es que la empresas ganadoras tendrán acceso a beneficios que crecerán exponencialmente.

Empresas como Microsoft (MSFT) Apple (APPL), Amazon (AMZN), Google (GOOGL) y muchas otras, vienen creciendo a tasas muy altas y están generando unas ganancias en cash que superan cualquier expectativa.

La cantidad de recursos dedicados actualmente a la investigación y desarrollo en casi cualquier actividad tecnológica permite prever desarrollos impensables hace algunas décadas en medicina, robótica, automatización o procesamiento de la información.

Paralelamente, empresas como BlackRock (BLK), Vanguard y algunas otras más, vienen desarrollando múltiples instrumentos de inversión, principalmente a través de ETFs, que permiten a los inversionistas participar de este mercado en crecimiento.

Como Hacerlo?

Sin embargo, el mercado de Acciones y ETFs guarda muchos secretos y retos para los inversionistas. Las estadísticas muestran la gran dificultad que enfrentan los inversionistas individuales para beneficiarse de estos retornos.

Es en esa tercera línea donde nos encontramos empresas como Quantex Capital, quienes desarrollamos las estrategias que les permita a los inversionistas llegar a sus metas financieras.

Ya sea que quieran conformar un fondo lo suficientemente grande como para enfrentar una jubilación cómoda, generar un ingreso adicional, prepararse para la adquisición de una casa más grande, el estudio de los hijos, alcanzar la independencia financiera o simplemente construir un gran patrimonio. No importa cual sea su objetivo financiero, siempre encontrará una manera de lograrlo a través del mercado de valores.

El problema radica en la dificultad que experimentan los inversionistas para sacar provecho del mercado de manera independiente. Para poder tener acceso a los grandes retornos en el mercado de valores, se requiere invertir estratégicamente.

En Quantex Capital desarrollamos estrategias que se ajustan a los objetivos de cada tipo de inversionista, que son fáciles de implementar y todas ellas con mecanismos de manejo del riesgo apropiados para cada momento diferente del mercado.